Estrategias de inversión a largo plazo – Value Investing, Quality, Private Equity y Project Finance.

A medida que los inversores se van formando, van definiendo su estilo de inversión, esta decisión es 100% de carácter personal, no depende ni de la formación, ni de la inteligencia, es una decisión basada en nuestro perfil de riesgo y modo de entender la actividad de inversión y por ello debemos respetar todas las estrategias y filosofías de inversión.

Existen personas extraordinariamente inteligentes con estrategias de inversión a corto plazo, basadas en análisis técnico, o estrategias cuantitativas que consiguen buenos resultados principalmente en el ámbito de las tesorerías de los bancos y otras personas que consiguen resultados muy buenos con estrategias a largo plazo, estas personas están principalmente dedicadas a la inversión en fondos, Private Equity, Real Estate y Project Finance. El objetivo de este post es explicar las razones de porque elegimos una estrategia de inversión u otra, ya que en post siguientes hablaremos de los estilos de inversión e identificación de los mismos.

Quienes hayan consultado la parte de recursos y hayan revisado la estrategia de inversión de esta web se habrán dado cuenta que está principalmente dedicada a inversiones a largo plazo. Nos centramos en compañías europeas cotizadas por ser más fácil el acceso a la información, ya que proporcionar ideas de inversiones no cotizadas requiere de equipos enteros dedicados al análisis de las mismas y es inalcanzable en el proyecto de esta web.

¿Por qué inversiones a largo plazo?, principalmente es como entiendo la actividad de inversión, considero que los mercados financieros y cualquier inversión es ineficiente en el corto plazo mientras que en el largo plazo, el precio de cotización coincide con su valor intrínseco, la búsqueda de inversiones con un plazo temporal inferior a uno o dos años las considero arriesgadas y muy basadas en la suerte.

Las estrategias de inversión a largo plazo suelen aplicarse en el análisis de compañías tanto cotizadas o no cotizadas (Private Equity), en bienes inmobiliarios o en infraestructuras (Project Finance). Con un ejemplo puede entenderse mejor, una persona que compra acciones de Telefónica con un horizonte temporal mayor a 3 años, una persona que invierte con la compra de una segunda residencia y un equipo de inversiones de una constructora comparten la base de la misma estrategia de inversión, aunque en diferentes activos subyacentes. Todos ellos ven un potencial de revalorización en un activo y consideran que a largo plazo el precio subirá igualando a su valor intrínseco obteniendo con ello una plusvalía.

Dentro de estrategias de inversión a largo plazo existen diferentes modalidades que matizaremos más adelante analizando el estilo de los fondos de inversión. La selección de una estrategia de inversión u otra es el corazón de cualquier inversión y de la que dependerá principalmente su éxito o fracaso, es como la elección de un coche diésel o gasolina determinara el rendimiento y consumo del coche en los próximos años.

Este post resulta muy introductorio, pero de él extraemos una de las reglas de oro mas importantes:

Siéntete cómodo con tu estrategia de inversión indiferentemente de los resultados que esta proporcione.

Una persona que no entiende la estrategia de sus inversiones, es una persona que está invertida en algo que nos apto para su perfil de riesgo y por ello los más inteligente es deshacer esa inversión.

En un estudio que publicaré más adelante muestra que el 80% de los inversores americanos no conoce la estrategia de inversión de los fondos que ha elegido. Estoy seguro que el 100% de ese 80% de americanos si sabe si su coche es diésel o gasolina, pero de un modo nada comprensible confía el futuro de su jubilación invirtiendo en algo que no sabe como funciona.

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *